3.600 millones para la dependencia

3.600 millones para la dependencia

El Gobierno inyectará hasta 3.600 millones de euros en el sector de la dependencia hasta el 2023. Es el fruto del acuerdo al que ha llegado con las comunidades autónomas y las organizaciones del sector para implementar un plan de choque para un ámbito que ha sido duramente castigado por la pandemia. A Cataluña, le corresponden alrededor de 46,6 millones y es la segunda autonomía que más dinero recibirá.

Esta inversión debe consolidar el sector y poner en marcha medidas que se reclamaban desde hace muchos años. En concreto, los 3.600 millones deben servir para actuar en estos ámbitos:

  • Reducir de forma sustancial las listas de espera y los tiempos de tramitación de las solicitudes de las ayudas. Actualmente hay 230.000 personas dependientes en lista de espera de recibir la prestación, y 150.000 más que aún esperan a ser valoradas.
  • Asegurar buenas condiciones laborales para los trabajadores del sector.
  • Introducir mejoras en los servicios y prestaciones que garanticen una atención adecuada a los usuarios. Preferiblemente mediante servicios profesionales de calidad.
  • Regular la figura profesional del asistente personal. El acuerdo prevé que esto se haga durante este año.
  • Garantizar el servicio de teleasistencia a todas las personas dependientes reconocidas que vivan en su domicilio. Este servicio se debe implementar a finales de 2022 como “derecho subjetivo”.

Incremento del 17,4%

El acuerdo entre gobierno, autonomías y entidades del sector también recoge el compromiso de aumentar la financiación del sistema de dependencia por parte de la administración en al menos 600 millones de euros en 2021 y hasta 3.600 millones más hasta el 2023. Una parte de este dinero proviene de los fondos europeos para la recuperación de la pandemia de Covid-19.

El aumento de 600 millones incluye un incremento de las cuantías del nivel mínimo del 17,4% y la recuperación del nivel acordado. Además, se adquiere el compromiso de pactar propuestas para la revisión del acuerdo de acreditación de centros y servicios.

Fruto del diálogo

En 2019 el estado aportó 1.387 millones al sistema de dependencia y en 2020, unos 1.382. En 2021 debería llegar a los 2.029, mientras que en 2022 habría que situarse en los 2.629 millones y, en 2023, en los 3.229 millones. El acuerdo es fruto del proceso de diálogo y negociación que se inició en julio pasado, cuando las organizaciones del sector y los sindicatos presentaron un documento de trabajo que marcaba la ruta a seguir, un documento que enseguida fue recogido por las administraciones.

Actulamente, el sector de atención a la dependencia supone el 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB) de España, con un volumen económico de más de 6.000 millones de euros. La gran mayoría -4.500 millones- corresponden a las residencias, mientras que las ayudas a domicilio suponen cerca de 1.500 millones y la teleasistencia, casi 140 millones. El sector emplea a medio millón de personas, la gran mayoría de las cuales son mujeres.

Deja una respuesta