Ergonomía: teletrabajo de la manera más saludable posible

Ergonomía: teletrabajo de la manera más saludable posible


Por Keyko Araujo fisioterapeuta del equipo de Dependentia

A raíz del estado de alarma por la pandemia del COVID-19 el teletrabajo desde casa se ha popularizadoy muchas personas pasan horas frente a la pantalla de un ordenador. Ante esta situación, es muy probable que el espacio de trabajo de los nuevos teletrabajadores se limite a la mesa en la que comen a diario, las sillas de madera con cojines, una luz amarilla para crear ambiente un ordenador portátil y poco más. 
En estas circunstancias, la ergonomía es de vital importancia. Después de permanecer horas frente a la pantalla del ordenador, conforme va pasando el tiempo aparece cansancio ocular, dolores de cuello y de la espalda en general.

PRIMEROS SÍNTOMAS

Los síntomas por la exposición excesiva frente a la pantalla de un ordenador durante el teletrabajo pueden empezar por percibir un cierto lagrimeo, visión poco clara, en ocasiones tener la sensación de ver doble. Si se sigue con el esfuerzo puede aparecer dolor de cabeza posteriormente molestias en el cuello, en la espalda y en los brazos, una sensación generalizada de rigidez muscular. Estas molestias vienen determinadas a menudo por la falta de ergonomía.
Hay un conjunto de causas que debemos valorar, si se necesita usar gafas y no están al día, bien graduadas para el momento actual, si estamos mal situados frente a la pantalla o la posición es incómoda, los problemas aumentan cuando no realizamos pausas en el teletrabajo frente a la pantalla, la musculatura del cuerpo no está diseñada para enfrentarse inmóvil a una pantalla. Tu cuello y tus ojos van a sufrir, el parpadeo ocular disminuye y tus ojos se secan más produciendo un cierto estrés ocular que junto a la rigidez muscular nos encamina a la fatiga visual y como mínimo a contracturas de musculatura cervical.

¿QUÉ PUEDES HACER?

1. Haz pausas que te permitan la recuperación de la fatiga física, postural, visual y mental.


2. Siéntate de forma tal que los ojos no queden situados frente a una ventana o frente a un punto de luz artificial que te pueden producir deslumbramientos directos.

3.  Evita niveles de iluminación muy diferentes, usa las cortinas, los estores, las persianas para controlar la radiación solar.

4.  A nivel físico y postural es preciso que no trabajes en posición sentada más de 1 hora seguida. Puedes aprovechar 5 min cada hora para caminar por casa, realizar llamadas telefónicas. Ten en cuenta que estamos confinados en casa y según la OMS lo recomendable es caminar al menos 8000 pasos al día.

5.  A nivel visual es imprescindible que realices pausas frecuentes durante los cuales dejes de mirar la pantalla del ordenador, seguro que estos próximos días vas a usar más de lo habitual el móvil, tablet, TV…) que aumentaría tu fatiga visual.

6. Además de la tensión de la propia actividad laboral y la falta de ergonomía, el confinamiento suma otras muchas variables que incrementan la fatiga mental como son: el no poder salir a pasear ni al gimnasio, no realizar actividades de ocio en general, el querer atender las responsabilidades domésticas y familiares, etc., más la tensión muscular del propio estado de alarma. La fatiga mental precisa su tiempo de recuperación durante la jornada y una vez finalizada. BÚSCALO.

Y, sobre todo… recuerda que en situaciones de teletrabajo estás en tu casa, en situación excepcional, con tu pareja, hijos o personas mayores…, como tú todas confinadas. Esta situación va a durar un tiempo y será complicado. Durante el teletrabajo, ten también en cuenta la buena ergonomía. Tómatelo con toda la exigencia necesaria, pero también con todo el humor y cariño que puedas. 

Deja una respuesta