LA JUVENTUD SE PUEDE CONQUISTAR CON LOS AÑOS

LA JUVENTUD SE PUEDE CONQUISTAR CON LOS AÑOS

“La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu.” Mateo Alemán

Por Keyko Araujo fisioterapeuta del equipo de Dependentia
Neal Unger se cae con frecuencia y no por pasar de los sesenta. En realidad, no cumple con los tópicos de su edad, el cuerpo de este estadounidense se encuentra con el suelo porque falla en un medio tubo al tratar de hacer un nuevo truco con su monopatín.

A esa edad, el dolor y las heridas pasan a un segundo plano porque la mente del aficionado al deporte callejero es demasiado optimista: “Soy un skater, ¡Y es tan divertido!”

Sí, es sexagenario y practica el skateboard como si fuera un adolescente con el objetivo de reconectar con su ánimo, su entusiasmo, con las ganas de vivir. Patinar, por decirlo de alguna manera, le rejuvenece.

Su actitud es un buen ejemplo de que nunca es tarde para empezar nada y menos cuando se trata de divertirse. La edad no es más que una barrera que nosotros mismos nos ponemos como excusa, a menudo, para ni siquiera intentar hacer cosas nuevas.

Alto y espigado, con su melena blanca, se sube al monopatín y después de probar un par de veces con dificultad termina por atreverse con ascensos, saltos y cambios de sentido en el aire; es capaz de combinar algún salto y algunos de los trucos que requieren preparación, práctica y valentía para quien cuenta con un cuerpo que no se recupera con facilidad, aunque sus deseos han logrado transformar también su físico. 

“En realidad ahora soy un principiante, no puedo hacer los trucos básicos, solo un 10% o un 20%”, reconocía el jovial anciano capaz de abrir la boca de sus vecinos de piruetas por su valentía. “Mi meta es estirar mis músculos, darme energía y convencerme de que puedo hacerlo”. 

Aunque no es estar en forma lo único que persigue Unger, sino un estado mental que sólo alcanza cuando se desliza con su tabla, “me ayuda a indagar en la calma de mi mente, te limpia el cerebro, te deja la mente en blanco.”

El filósofo José Ingenieros lo tenía claro: “No se nace joven, hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal, no se adquiere.” Y el canoso y activo Neal, sin duda, ha dado con el suyo. Se ha convertido, por méritos propios, toda una inspiración para otros skaters, tanto niños como adultos. Un ejemplo para alcanzar tus metas, porque el verlo los motiva a creer que ellos también pueden lograrlo. De hecho, muchos de ellos no lo consideran un hombre con canas –y todo lo de que ello comporta–, sino un tipo de pelo blanco.

¿Cuál es el ideal de cada uno, el que nos mantiene en el aquí y el ahora cumpleaños tras cumpleaños? La vejez no reside en los años, mejor dicho, sumar edad puede que arrugue la piel, pero no conlleva necesariamente que nos arrugue el alma. Podemos ganar juventud con los años si miramos con el corazón, con curiosidad, con frescura a nuestro alrededor, y verternos la alegría que llevamos dentro en quienes amamos y en lo que hacemos.

Recuerda, mientras la ilusión y la imaginación sigan presentes en nuestro ir y venir cotidiano y sigamos desarrollando la capacidad de sorprendernos, nada nos colocará en el ocaso. Más bien lo contrario, seguiremos aprendiendo con entusiasmo y ganaremos voluntad para simplificar. Puede que esa sea la fórmula perfecta para crear, y para creer. Para ser más jóvenes que nunca, aunque sumemos años.
  

Deja una respuesta