Sabías que puedes formarte mientras trabajas y de forma gratuita?

Sabías que puedes formarte mientras trabajas y de forma gratuita?


Una de las cosas que muchos trabajadores/as y empresas no conocen es la formación bonificada, de hecho, las empresas dejan sin gastar el 25% del dinero para formación.
¿De qué se trata?
Se trata de un crédito que todas las empresas disponen para que sus trabajadores puedan invertirla en formación. Esta bonificación garantiza que los empleados puedan continuar formándose y que puedan mejorar sus habilidades profesionales y que aumenten su valor, eso también hará que la empresa pueda verse beneficiada, por la mejoría y la satisfacción del trabajador. Para la empresa no supone ningún coste, ya que está bonificado por la Seguridad Social. 
Las modalidades que se pueden encontrar de cursos bonificados son:
·      Presenciales
·      Semi-presenciales
·      A distancia
·      Online
¿Qué saber para poder beneficiarse del crédito?
Para que una empresa se pueda beneficiar de la bonificación debemos saber:
–       El alumno debe asistir a un mínimo del 75% de los controles de seguimiento y conectarse el 75% de las horas, en el caso de que  la formación sea online.
En cuanto a la empresa: 
–       Debe estar a corriente de pago con la Seguridad Social.
–       La empresa debe proporcionar toda la documentación a la fundación FUNDAE. 
–       Esta documentación debe ser guardada un mínimo de 4 años después de la realización del curso. 
¿Todas las empresas pueden beneficiarse de esta bonificación?
Aunque esta bonificación suele ser más conocida por las grandes empresas, a diferencia de lo que muchos creen, las pequeñas empresas también disponen de este crédito (siempre que se tengan un mínimo de 1 trabajador contratado). Se puede calcula el crédito que dispone en la web de la Fundación Estatal para la formación del empleo FUNDAE (Tripartita).
Todas las empresas tienen un crédito mínimo para utilizar en formación de 420€, pero se calculará en función de los trabajadores de la organización. 
–       En las empresa de 1 a 9 trabajadores, ésta se podrá beneficiar del 100% de la cuota de formación profesional. 
–       Entre 10 a 49 trabajadores es un 75%.
–       De 50 a 240 empleados un 60%. 
–       En el caso de que la empresa supere los 250 trabajadores, el importe es de 50%.
Con todo esto, podemos ver como todos los trabajadores tenemos la oportunidad de seguir formándonos mientras trabajamos, y con ello ser más competentes en nuestro puesto de trabajo. 
Es algo que deberíamos ser conocedores de que tenemos derecho a estas formaciones, y que muchos no tienen conocimiento de ello. A partir de ahora, ya  puedes ir pensando que curso quieres hacer!!
¿Cómo pueden las empresas bonificarse la formación?
Esta formación puede realizarse para promover la especialización de cada trabajador en función de las funciones que realiza en la empresa. También puede ser un formación más transversal que pueda ser interesante para todos los empleados, como pueden ser temas relacionados conocimientos informáticos, habilidades sociales, promoción de vida saludable, prevención del estrés y gestión del tiempo…
Dependentia ofrece un plan de formación a medida de las necesidades de cada colectivo profesional, con el objetivo de mejorar las competencias, cualificaciones y promoción social de los trabajadores,  repercutiendo  en una mejora de la calidad y la competitividad de las empresas. Estos planes de formación se acogen a la bonificación a cargo de los seguros sociales de las empresas y nosotros nos ocupamos de gestionar toda documentación, consiguiendo así que la repercusión económica de los cursos no sea un problema para potenciar la formación de los profesionales.
Silvia Florenza
Equip de Psicologia Dependentia

Deja una respuesta