Fisioterapia para mejorar la movilidad

Fisioterapia para mejorar la movilidad

La terapia manual (masajes, presiones, movimientos…) es una de las principales armas del fisioterapeuta para prevenir, tratar y recuperar diversas lesiones y patologías, pero no es la única. Este profesional sanitario se vale de un buen número de técnicas paratratar problemas de salud de manera individualizada y específica.

El fisioterapeuta es un profesional sanitario fundamental para el mantenimiento de una población activa, saludable e independiente a cualquier edad. Y es que la fisioterapia previene, trata y cura enfermedades y promueve la salud, a través de la aplicación de agentes físicos tales como masajes, calor, frío, corrientes eléctricas, baños, ejercicios, estiramientos, etc.

En función de la patología o la lesión, la fisioterapia en algunos casos es terapia de primera elección y, en otros, es un apoyo al tratamiento médico o farmacológico.

Esta disciplina terapéutica abarca muchas ramas, desde la fisioterapia traumatológica y ortopédica, hasta la fisioterapia neurológica, respiratoria o pediátrica, entre otros muchos campos. Los fisioterapeutas pueden afrontar patologías tan variadas como esguinces, ciáticas, contracturas musculares, artrosis, desviaciones de la columna vertebral, preparación preparto y recuperación posparto, hemiplejía, lesiones deportivas y un largo etcétera, sin olvidar la importancia de la fisioterapia en las personas mayores, para aumentar su calidad de vida y contribuir al envejecimiento saludable.

Métodos empleados

Las técnicas de fisioterapia son tan variadas como las dolencias que puede tratar. Te presentamos ocho de las más habituales:

  • Masoterapia: Es una de las más utilizadas. La herramienta principal del fisioterapeuta son sus manos. La masoterapia consiste en el uso de varias técnicas de masaje para un amplio campo de acción. Con ella es posible tratar enfermedades y lesiones: masaje terapéutico, drenaje linfático manual, masaje transverso profundo, crio masaje, masaje deportivo, liberación miofascial, masaje del tejido conjuntivo, técnicas neuromusculares, etc.
  • Vendaje funcional y neuromuscular: Se trata de la colocación de vendajes o tape en zonas concretas para el tratamiento de determinadas lesiones musculoesqueléticas. El vendaje funcional se llama así porque limita la movilidad en un movimiento específico, en el que aparece dolor, pero permite el resto de movimientos articulares, facilitando la funcionalidad del lesionado. Se utiliza fundamentalmente en patología traumática y deportiva. Por lo que se refiere al vendaje neuromuscular, se lleva a cabo con cintas de algodón, junto con adhesivos que inmovilizan los músculos para limitar su dolor o su inflamación, o para recuperar los daños que se hayan producido.
  • Electroterapia: Consiste en el tratamiento de lesiones y enfermedades por medio de corrientes eléctricas y se aplica en procesos dolorosos, inflamatorios, atrofias y lesiones musculares o parálisis.
  • Cinesiterapia: Es el tratamiento con el movimiento, y puede ser preventivo o curativo. Se hace por medio de ejercicios activos y movilizaciones pasivas.
  • Hidroterapia: El agua a diferente presión y temperatura sirve como agente terapéutico y contribuye al alivio y a la curación de enfermedades. Reduce los dolores y las inflamaciones musculares y contribuye a la dilatación de los vasos sanguíneos, con lo cual consigue un efecto relajante. La hidrocinesiterapia es otra terapia utilizada, que mezcla el movimiento del agua con ejercicio, y se practica en piscinas preparadas para la rehabilitación.
  • Termoterapia: Engloba tratamientos que usan el calor para reducir la inflamación y aliviar el dolor. El calor terapéutico puede ser aplicado por diversos métodos, desde radiación infrarroja hasta compresas calientes.
  • Crioterapia: Utiliza el poder del frío en el tratamiento de lesiones y sus efectos son la vasoconstricción, la analgesia y la anestesia.
  • Ejercicio terapéutico: El fisioterapeuta puede prescribir el ejercicio como herramienta terapéutica, además de realizar recomendaciones sobre cambios en los hábitos de vida, normas de higiene postural o consejos para la dosificación de los esfuerzos. Esos ejercicios terapéuticos se basan en estiramientos, ejercicios de movilización activa o de fortalecimiento, entre otros.

Lesiones deportivas

Las lesiones forman parte de la vida de un deportista. El fisioterapeuta puede realizar una óptima prevención y, a la vez, una recuperación específica de la lesión.

  • Prevención: El estudio del deportista y de sus lesiones previas permite detectar zonas vulnerables y trabajar sobre ellas.
  • Tratamiento: El fisioterapeuta deportivo elabora y aplica una pauta de tratamiento personalizado a cada lesión y tipo de deportista, teniendo en cuenta sus particularidades.
  • Recuperación: Cuando un deportista se lesiona, el objetivo es lograr su recuperación en el menor tiempo posible y con las mejores garantías para evitar la recaída. Para ello son necesarios programas personalizados de recuperación funcional y readaptación física al esfuerzo deportivo.

La fisioterapia puede tratar problemas muy variados, aumentando la calidad de vida del paciente. Con el teletrabajo, las dolencias provocadas por pasar mucho tiempo en una misma posición han aumentado y se han agravado. Consulta con un profesional cuál es la técnica adecuada que se debería aplicar en tu caso en particular.

Deja una respuesta