Personalidad saludable. Aprender a cuidarnos (1ª Parte)

El estrés.
Cuántas veces hemos dicho la frase: ” ¡Qué estrés! “ Es cierto que no siempre que la hemos pronunciado estábamos sufriendo un verdadero estrés, pero a menudo la frase es una realidad, y cuando ésto ocurre, las consecuencias son diversas y todas ellas desagradables.  
Estrés, (del inglés, “stress“), “fatiga” física o psicológica, fuera de lo habitual y bajo presión, que se le hace al organismo, provocándole un estado ansioso.  En la mayor parte de los casos, el estrés aparece debido a las grandes demandas que se le imponen al organismo. Es una enfermedad laboral emergente, que tiene una especial incidencia en el sector servicios, siendo el riesgo mayor en las tareas que requieren mayores exigencias y dedicación.
Desencadenantes del estrés
Los síntomas generales del estrés son bien conocidos:
          Estado de ansiedad.
          Sensación de ahogo e hipoxia aparente.
          Rigidez muscular.
          Pupilas dilatadas (midriasis).
          Incapacidad de conciliar el sueño (insomnio).
          Falta de concentración.
          Irritabilidad.
          Pérdida de las capacidades para la sociabilidad.
Las condicionesdesencadenantes del estrés también son conocidos, pero no siempre tenidos en cuenta:
          Situaciones que fuerzan a procesar información rápidamente
          Estímulos ambientales dañinos
          Percepciones de amenaza
          Alteración de las funciones fisiológicas (enfermedades, adicciones, etcétera)
          Aislamiento y confinamiento
          Bloqueos en nuestros intereses
          Presión grupal
          Frustración
Estados de adaptación
Los estímulos del entorno y las cosas que nos pasan, activan nuestra atención y alerta, y ésto no es negativo en sí mismo, de hecho es muy positivo porque nos permite sobrevivir. El problema del estrés es que este nivel de atención y alerta se descompensa.
Selye describió el síndrome general de adaptación  en tres estados: 

Alarma de reacción, cuando el cuerpo detecta el estímulo externo. 
Adaptación, cuando el cuerpo toma contramedidas defensivas. 
Agotamiento, cuando comienzan a agotarse las defensas del cuerpo.

Burn-out


Es un tipo de estrés prolongado, motivado por la sensación que produce la realización de esfuerzos que no se ven compensados personalmente.  Se suele dar en trabajos sociales que implican el trato con personas e importantes exigencias emocionales en la relación interpersonal.
Causas del Burn Out
  •           La vida de la persona es una rutina a “marchas forzadas”.
  •           Los días pasan muy rápido, sin tiempo para nada. Trabajo y obligaciones.
  •           Entorno con “problemas”, complicaciones, malas noticias.
  •           El ocio también por obligación: hacer lo que “toca”, lo que hacen todos…
Algunas recomendaciones
En la segunda parte de este artículo intentaremos ofreceros algunos consejos prácticos para mejorar nuestro bienestar emocional y ayudar a prevenir el estrés.
Para ir abriendo boca os dejamos algunas recomendaciones:
  •           Hay que trabajar para vivir, y no vivir para trabajar.
  •           Dedicar al menos una hora de tiempo a sí mismo.
  •           Hacer un poco de ejercicio.
  •           Dedicar tiempo a seres queridos.
  •       Cuidar tu aspecto personal.
Recomendaciones para afrontar el estrés

Enrique Gómez Prieto
Equipo de psicología – Dependentia

Deja una respuesta